Ventajas de la conexión de fibra óptica

¿Es mejor el Internet a través de la fibra óptica? Además de ser más rápido y fiable que el Internet por cable o DSL, también ofrece algunas ventajas notables. Por ejemplo, no se satura y ofrece una mejor calidad visual para la televisión. He aquí algunas formas en las que la fibra óptica supera al Internet convencional.


Velocidad

1 Gbps es la velocidad máxima de Internet por fibra óptica. En comparación con el cable de 50 a 100 Mbps al que todos estamos acostumbrados, esto es de diez a veinte veces más rápido. 

Fiabilidad

El hecho es que su conexión por cable debería ser lo suficientemente rápida como para permitir la visualización ininterrumpida de vídeos, pero cuando hay mucha gente conectada, los cables se sobrecargan. Ahí es donde las diferencias entre el Internet de fibra óptica y el de cable son claras: el Internet de fibra óptica puede manejar más usuarios y más datos a un ritmo más rápido.

Mismas velocidades de descarga y subida

Usted no es el único que ha tenido la experiencia de descargar una película en tres minutos pero subirla en tres horas. Hay varias velocidades de descarga y subida disponibles con Internet por cable, mientras que las velocidades de subida son a veces más lentas. Esto se debe a la forma en que la gente utiliza el Internet. Como la mayoría de nosotros descargamos cosas con más frecuencia que las publicamos, los proveedores de servicios de Internet dan prioridad a las descargas.

Con la velocidad de una conexión de fibra óptica, las subidas no tardan tanto, ya que los proveedores de servicios de Internet pueden gestionar tanto las subidas como las descargas sin preocuparse de sobrecargar la red. Con el servicio de Internet a través de conexiones de fibra óptica, resulta más sencillo compartir archivos y hacer negocios desde casa.

Conectividad entre varios dispositivos

Los días en que se tenía un solo aparato en la casa han quedado atrás. Hoy en día, una sola casa tiene una gran variedad de dispositivos, como ordenadores, tabletas, teléfonos, altavoces inteligentes y gadgets del IoT (Internet de las cosas) como cerraduras y termostatos inteligentes. Dependemos cada vez más de una transferencia de datos rápida y fiable a medida que utilizamos más el Internet.